Viva positivamente el cambio a la rutina

shutterstock_340408967El volver a la rutina tiene cosas positivas, usted puede asociarse a algún grupo y realizar actividades que lo mantengan ocupado. Mantener una actitud positiva es una de las claves más importantes para vivir una vida larga y sana.

Al realizar actividad física de manera periódica se producen diversos beneficios: se descargan tensiones, aumenta la sensación de bienestar ya que se liberan endorfinas, se regula el sueño, se produce relajación al finalizar la actividad; se genera una sensación de control sobre las decisiones de su propia vida, se genera motivación por el autocuidado, se generan momentos de compartir en familia o amigos, se abre la oportunidad de conocer gente nueva, se genera un cambio de entorno rompiendo la rutina. Además, se previenen enfermedades cardiovasculares y se ayuda a mejorarlas si es que ya existen, mejora la condición física.

Combata  y controle el estrés

Aprenda a controlar y reducir el estrés en su vida y tendrá una mejor oportunidad de vivir una vida larga y sana.

Mantener una actitud positiva es una de las claves más importantes y el tener vínculos fuertes con los amigos y la familia es una forma excelente de controlar el estrés. El realizar ejercicios, hacer caminatas frecuentes, montar en bicicleta, o hacer aeróbicos y actividades acuáticas pueden mantener fuerte e independiente a una persona. También el mantener una dieta saludable nos proporcionara las energías necesarias para controlar el estrés.

Realice ejercicios

La mayoría de los adultos mayores  suelen presentar dolores articulares, por lo que se les recomienda realizar ejercicios de bajo impacto que no dañen más sus articulaciones, como por ejemplo:

  • baile entretenido
  • aeróbica para adulto mayor
  • caminatas
  • natación
  • yoga
  • tai chi

Los ejercicios son un remedio en contra del estrés para la gente de cualquier edad, cualquiera que sea el método, combatir el exceso de éste, vale la pena.

Según un artículo de la Asociación Psicológica Americana, el reducir el estrés en la tercera edad puede ayudar a impedir las discapacidades y las idas frecuentes al hospital, ya que el realizar actividades nos da como resultado el que la gente se sienta más joven, más sana, y más feliz.

Los beneficios de la actividad física

Al realizar actividad física de manera periódica se producen diversos beneficios: se descargan tensiones, aumenta la sensación de bienestar, ya que se liberan endorfinas, se regula el sueño, se produce relajación al finalizar la actividad; se genera una sensación de control sobre las decisiones de su propia vida, se genera motivación por el autocuidado, se generan momentos de compartir en familia o amigos, se abre la oportunidad de conocer gente nueva, se genera un cambio de entorno rompiendo la rutina. Además, se previenen enfermedades cardiovasculares y se ayuda a mejorarlas si es que ya existen, mejora la condición física.

No olvide…

Conservar las relaciones afectivas positivas

La Familia

Respecto a la pareja: Atienda esta relación afectiva por los efectos beneficiosos que produce: afecto, comprensión y ayuda mutua.

Continuar vinculados a los hijos, participando de los intercambios familiares, siendo un punto de referencia cuando aparezcan situaciones de necesidad y apoyo.

Cultive las relaciones con los nietos, a través del afecto, y de las actividades propias.

Las Amistades

Relacionese con otras personas y realice actividades comunes, como: paseos, viajes, recuerdos, conversaciones, juegos, etc.

Participe de grupos específicos.

Actividades

Cultive aficiones propias que uno ha dejado olvidadas, o a las que no ha podido dedicarse suficientemente con anterioridad.

Participe en todas aquellas actividades que además de vincularnos a los demás, activan y mantienen nuestras capacidades: juegos, actividades culturales o artísticas, estudios, salidas, etc.

No deje de lado

El Control Médico

Control de las hiperlipidemias: evitan la formación de trombos.

Control de la hipertensión: evite accidentes vasculares cerebrales y cardiovasculares.

Medicamentos con supervisión médica, para evitar interacciones y efectos secundarios.