Supere el síndrome postvacacional y vuelva a la normalidad rápido

shutterstock_127070432

Se conoce como “estrés post vacacional”, a los síntomas que se presentan después de un periodo de descanso, tales como; insomnio dolores de cabeza, alteraciones del apetito, desmotivación, irritabilidad, dificultades para concentrase, ansiedad e incluso, en algunos casos, depresión.

Una manera muy eficiente de combatir el estrés es desconectarse a través de diversas actividades que puede realizar después del horario de oficina o los días que descansa en su casa, por ejemplo, puede ir a sesiones de aromaterapia, hidroterapia, o tan simple como relajarse en su hogar con un baño de tina, buena música y unas velitas aromáticas, eso  le ayudará a descubrir los  beneficios del agua sobre el cuerpo y la mente.

Sea positivo

Cuando vuelva al trabajo, comparta  sus experiencias sobre las vacaciones con sus compañeros.

Deje el trabajo en la oficina y no lo lleve al hogar.

Realice un pasa tiempo los fines de semana junto con la familia y/o amigos.

Evite quejarse con todas las personas de que las vacaciones hayan terminado.

Cuando llegue a  casa dese un momento para descansar (ducha, leer revista, Tv, etc)

Recuerde los tiempos de descanso y los momentos agradables que tuvo.

Regalonéese

Otra manera ideal para combatir el estrés,  es realizar actividad física que sea de entretenimiento y no de competencia, para relajarnos y liberar tensiones. Algunos de ellos son:

  • Yoga: que ayuda a mejorar la postura, a entregar herramientas para relajarnos, a controlar la respiración
  • Pilates: ayuda a mejorar la postura, a elongar los músculos, a generar resistencia
  • Trotar: mejora la resistencia muscular
  • Caminatas: al realizarse con calzado adecuado protegen las articulaciones ya que el impacto sobre éstas será mínimo. Lo ideal es caminar todos los días unos minutos,
  • Bicicleta: favorece la concentración y ayuda a liberar tensiones,
  • Natación, zumba: ayuda a quemar muchas calorías

Los ejercicios mejoran la capacidad del sistema cardiovascular, mejoran la musculatura, generan endorfinas que producen sensación de bienestar permanente,  normaliza la secreción de hormonas, regulan el sueño, el apetito, ayudan en el autocuidado, en cambiar la rutina, en la sociabilización.