Sepa por qué y cómo se produce la diabetes

shutterstock_196238198Saludo cliente(a): Edúquese y aprenda cuales son los síntomas de la diabetes y cómo se puede prevenir. Recuerde que está en sus manos el mantenerse alejado de esta enfermedad.

La diabetes es una afección crónica que se desencadena cuando el organismo pierde su capacidad de producir suficiente insulina o de utilizarla con eficacia. Incluye a un grupo de enfermedades metabólicas que se caracterizan por un aumento de la glicemia (azúcar de la sangre), ya sea por defectos en la secreción o en la acción de la insulina.

La insulina es una hormona que se fabrica en el páncreas y que permite que la glucosa de los alimentos pase a las células del organismo, en donde se convierte en energía para que funcionen los músculos y los tejidos. Una persona con diabetes no absorbe la glucosa adecuadamente, de modo que ésta queda circulando en la sangre (hiperglucemia) y dañando los tejidos con el paso del tiempo. Este deterioro causa complicaciones para la salud potencialmente letales.

La diabetes tipo 1 o juvenil suele presentarse en la infancia y en la adolescencia y se produce por una deficiencia absoluta en la secreción de insulina debido a la destrucción autoinmune de las células beta del páncreas, por lo cual existe una dependencia vital a la insulina exógena.

El estado de hiperglicemia crónica (azúcar alta en la sangre de manera permanente) se asocia a daño en el largo plazo, disfunción y falla de distintos órganos, especialmente ojos, riñones, nervios, corazón y vasos sanguíneos.

 

Tipos de diabetes

Existe la diabetes tipo 1, la diabetes tipo 2, la diabetes gestacional, la prediabetes, que se compone de la intolerancia a la glucosa y de la glicemia de ayuno alterada.

La diabetes tipo 1 suele presentarse en la infancia y en la adolescencia y se  produce por una reacción autoinmune, en la que el sistema de defensas del organismo ataca las células productoras de insulina del páncreas.

Como resultado, el organismo deja de producir la insulina que necesita.

La diabetes tipo 1: suele desarrollarse repentinamente y podrían presentarse síntomas como:

Sed anormal y sequedad de boca

Micción frecuente

Cansancio extremo/falta de energía

Apetito constante

Pérdida de peso repentina

Lentitud en la curación de heridas

Infecciones recurrentes

Visión borrosa

Las personas con diabetes tipo 1 pueden llevar una vida normal y saludable mediante una combinación de terapia diaria de insulina, estrecha monitorización, dieta sana y ejercicio físico habitual.

La diabetes tipo 2: (más del 90% de los casos de diabetes), el organismo puede producir insulina pero, no es suficiente, o bien éste no responde a sus efectos, provocando una acumulación de glucosa en la sangre.

Las personas con diabetes tipo 2 podrían pasar mucho tiempo sin saber de su enfermedad debido a que los síntomas podrían tardar en reconocerse, tiempo durante el cual el organismo se va deteriorando debido al exceso de glucosa en sangre. A muchas personas se les diagnostica tan sólo cuando las complicaciones diabéticas se hacen patentes. Aunque las razones para desarrollar diabetes tipo 2 aún no se conocen, hay varios factores de riesgo importantes.

Éstos son:

obesidad

mala alimentación

falta de actividad física

edad avanzada

antecedentes familiares de diabetes

origen étnico

nutrición inadecuada durante el embarazo, que afecta al niño en desarrollo

En contraste con las personas con diabetes tipo 1, la mayoría de quienes tienen diabetes tipo 2 no suelen necesitar dosis diarias de insulina para sobrevivir. Sin embargo, para controlar la afección se podría recetar insulina unida a una medicación oral, una dieta sana y el aumento de la actividad física.

El número de personas con diabetes tipo 2 está en rápido aumento en todo el mundo. Este aumento va asociado al desarrollo económico, al envejecimiento de la población, al incremento de la urbanización, a los cambios de dieta, a la disminución de la actividad física.

La diabetes gestacional: Cuando una mujer desarrolla diabetes durante el embarazo, suele presentarse en una etapa avanzada y surge debido a que el organismo no puede producir ni utilizar la suficiente insulina necesaria para la gestación.

Ya que la diabetes gestacional suele desarrollarse en una etapa avanzada de la gestación, el bebé ya está bien formado, aunque siga creciendo. El riesgo para el bebé es, por lo tanto, menor que los de cuyas madres tienen diabetes tipo 1 o tipo 2 antes del embarazo. La diabetes gestacional de la madre suele desaparecer tras el parto. Sin embargo, las mujeres que han tenido DMG (diabetes mellitus gestacional) corren un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 con el paso del tiempo. Los bebés nacidos de madres con DMG, también corren un mayor riesgo de obesidad y de desarrollar diabetes tipo 2 en la edad adulta.

Es recomendable que las madres tengan una dieta sana, aunque también podría ser necesario utilizar insulina o medicación oral.

 

¿Cuándo consultar al médico?

Es bueno realizar pesquisa de diabetes mellitus en:

mayores de 45 años sin síntomas

menores de 45 años con sobrepeso (índice de masa corporal mayor o igual a 25) con uno o más de los siguientes factores de riesgo:

– parientes de primer grado diabéticos (padres, hermanos)

– mujer con antecedente de hijos macrosómicos (con peso mayor o  igual a 4 kilos) o historia de diabetes gestacional

– sedentarismo

– hipertensión arterial (aunque estén en tratamiento)

– colesterol HDL menor a 35 mg/dl y/o triglicéridos mayor o igual a 250 mg/dl

– examen anterior que mostró intolerancia a la glucosa

– estado de insulinoresistencia (diagnosticado por médico, ya sea ovario poliquístico, acantosis nigricans)

– historia de enfermedad cardiovascular

 

¿Se puede curar la diabetes?

La Federación Internacional de Diabetes anunció oficialmente que el bypass gástrico puede resolver eficazmente esta enfermedad en un porcentaje de pacientes con índice de masa corporal (IMC) entre 30 y 35 y con diagnóstico de diabetes mellitus tipo 2. Es decir, personas con obesidad leve. Esto quiere decir que regularon sus niveles de azúcar y dejaron definitivamente los medicamentos. Estas personas deben continuar de por vida con cuidados en su alimentación y estilo de vida para no descompensarse.

Existe otro grupo de personas con el diagnóstico de diabetes mellitus 2 que puede tener compensada su enfermedad con medicamentos o sólo con dieta y ejercicio, lo cual significa que el daño que podría presentarse por la patología es mínimo pero sigue teniendo el diagnóstico.

 

Prevenga la diabetes

Cuando usted realiza cambios para prevenir la diabetes, también reduce el riesgo de posibles complicaciones causadas por esta enfermedad. Entre estas complicaciones están las enfermedades del corazón, ataques al cerebro, daño a los riñones, pérdida de la visión, daño a los nervios y otros problemas de salud.