¿Qué hacer frente a una caída en bicicleta?

Se trata de uno de los accidentes más frecuentes en la infancia. Algunos pueden dejar un leve rasguño y otros pueden ser muy peligrosos. Aprende a identificar cuándo debes buscar atención médica.. 

Andar en bicicleta es una de las actividades favoritas de los niños. Las caídas son inevitables, ya sea por la velocidad a la que andan, el tipo de superficie en que lo hacen o las maniobras que intentan realizar.  

El Dr. Alfredo Labarca, especialista de Help, explica que los niños de hasta 14 años tienen cinco veces más probabilidades de sufrir lesiones de este tipo que cualquier otro grupo etario, siendo las más recurrentes los rasguños, golpes, fracturas en extremidades superiores o clavícula, y la más temida los TEC (traumatismo encéfalo craneano), que es cuando el cerebro choca contra la cavidad craneal que lo protege y provoca una contusión.

El primer paso a seguir cuando los niños se caen es calmarlos, en caso de que estén llorando. Si el incidente solo dejó un rasguño, se debe lavar la zona afectada con agua y jabón, y cubrir con una gasa limpia para evitar que se infecte. 

El Dr. Labarca, aconseja: “Todo niño que sufra una caída y presente un golpe en la cabeza con compromiso de conciencia, debe ser evaluado en un Servicio de Urgencia, al igual que una herida sucia, una fractura o un golpe en la región del tórax o abdomen que le provoque dolor importante o que va en aumento”.

El doctor recalca la importancia de usar casco, ya que reduce considerablemente la posibilidad de sufrir daños severos en la cabeza en caso de accidente. “Estudios internacionales señalan que reduce el riesgo de lesión craneal y cerebral hasta en un 88%, y el riesgo de un fallecimiento en un 26%, según explica el profesional.

El especialista recomienda realizar mantenciones  a las bicicletas de manera regular, chequeando el estado de los frenos, pedales, cadenas, luces, entre otros; que los menores siempre se encuentren acompañados por un adulto que los cuide, sobre todo si están aprendiendo a andar; y hacerlo con mucho cuidado, respetando a los peatones y las señaléticas. 

Las caídas son inevitables, pero necesarias para que los niños aprendan a levantarse tras las dificultades. Estar preparados para enfrentarlas es clave. Recuerda que en Help contamos con los servicios de Rescate Médico y Orientación Médica Telefónica.