Lo que debes saber acerca de la trombosis venosa profunda

Se presenta generalmente en pantorrillas o muslos, pero también puede desarrollarse en otras partes del cuerpo. Es prevenible, por lo que conocer los signos de alerta resulta clave para evitar complicaciones.

La trombosis venosa profunda (TVP) es la formación de un coágulo de sangre (trombo) en una vena. Este trombo, que con frecuencia aparece en las piernas, puede bloquear o hacer más lento el flujo sanguíneo normal e incluso puede desprenderse (émbolo) y emigrar hacia la circulación llegando a otros órganos, como el pulmón (embolia pulmonar). Esta última afección puede incluso causar la muerte.

Dentro de los principales factores de riesgo están el haber tenido una TVP anteriormente,  enfermedades o factores que hagan que la sangre se coagule más de lo normal, lesiones de una vena profunda por una cirugía, una fractura o algún otro tipo de trauma, embarazo, cáncer, ser mayor de 60 años (aunque puede presentarse a cualquier edad), sobrepeso, obesidad y  tabaquismo, y la falta de movimiento por períodos largos, por ejemplo, durante un vuelo prolongado en avión.

Síntomas

De acuerdo al Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre (NHLBI), la mitad de las personas que tienen TVP presentan síntomas, pero dentro de los más comunes están:

  • Hinchazón de la pierna o a lo largo de una vena de la pierna.
  • Dolor en la pierna al estar de pie o al caminar.
  • Calor en la zona de la pierna que está hinchada o con dolor.
  • Enrojecimiento o alteraciones del color de la piel de la pierna.
  • En el caso de la embolia pulmonar, se puede percibir la sensación de falta de aliento, dolor al respirar profundo, sangre al toser, sentirse mareado o desmayarse, respiración acelerada y frecuencia cardíaca rápida.

Cómo prevenir

De acuerdo a la Sociedad Internacional de Trombosis y Hemostasia (ISTH), la trombosis es una patología prevenible, por lo que se recomienda:

  • Realizarse chequeos de rutina.
  • Tomar todos los medicamentos recetados para la prevención o el tratamiento de los coágulos.
  • Luego de una cirugía o enfermedad, ponerse en movimiento apenas lo recomiende el médico, ya que moverse reduce las probabilidades de formar coágulos.
  • Evitar el Síndrome de Clase Turista: Durante viajes largos de más de 4 horas debes caminar en los pasillos del bus, tren o avión. Si no puedes levantarte, intenta subir y bajar los talones mientras mantienes los dedos de los pies en el piso; luego, levanta los dedos de los pies y deja los talones en el piso. Si vas a manejar o viajar en auto por varias horas, debes parar cada una hora para caminar, flexionar y estirar las piernas y así mejorar la circulación.  Usa ropa holgada durante el viaje.
  • Tomar muchos líquidos, evitar las bebidas alcohólicas y el tabaco.
  • Realizar actividad física y llevar una dieta balanceada.
  • Si tienes historial de trombosis venosa profunda o embolia pulmonar, además de lo anterior, usa medias de compresión para prevenir la hinchazón de las piernas de acuerdo a la indicación médica.

Si tienes síntomas de trombosis venosa profunda o de embolia pulmonar consulta inmediatamente al médico o acude al Servicio de Urgencia.