“Estamos inmensamente agradecidos de la atención recibida por Help”

Elsa Alfaro, de 88 años, sufrió una hemorragia digestiva a comienzos de este año.. Su hija, Ana María López, llamó a Help solicitando asistencia médica. A su casa llegó el Dr. Adrián Riveros, quien -según su familia- le entregó una atención de primera calidad.. 

La señora Elsa es hipertensa y toma anticoagulantes. La noche anterior al llamado,  comenzó con dolor abdominal y vómito constante. Además, tenía fiebre, por lo que podría tratarse de una descompensación.

“Llamé a Help porque mi mamá, de 88 años e hipertensa, estaba vomitando de manera continua”, relata Ana María, quien recalca que mientras esperó a la ambulancia, siempre se sintió acompañada por la operadora. 

Al lugar acudió el Dr. Adrián Rivera, quien tras examinarla, le administró suero para mantenerla hidratada. Tras esto, determinó que la mejor decisión era llevarla a un recinto asistencial de urgencia. “Decidí trasladarla, ya que sospeché de una posible hemorragia interna. Al tomar anticoagulantes, ella podría desangrarse fácilmente. Una paciente así, en el contexto de pandemia, hay que evaluarla en un ambiente diferente al domiciliario”, explicó el doctor, quien durante el trayecto le realizó un electrocardiograma, cuyo resultado fue normal.

Ameno y profesional: Un traslado lleno de confianza

El Dr. Riveros cuenta que la señora Elsa fue trasladada al Hospital Salvador siguiendo todos los protocolos sanitarios, y que durante el trayecto, fue “tratada con mucho cariño para tranquilizarla”. 

Cuando llegó al recinto, le tomaron un PCR y la enviaron a Urgencia Respiratoria mientras esperaban el resultado. El examen dio negativo, por lo que la pasaron a Urgencia General, donde la hidrataron con suero y le administraron medicamentos. Estuvo en observación durante todo un día, hasta que la dieron de alta. El diagnóstico final fue gastroenteritis aguda e hipokalemia, este último cuadro se produce cuando el nivel de potasio en la sangre es más bajo de lo normal. Le indicaron dieta blanda durante tres días y una abundante ingesta de líquido, además de seguir con sus remedios habituales. 

Elsa hoy se encuentra mucho mejor. Continúa tomando anticoagulantes para evitar una trombosis, y con su tratamiento para la hipertensión. Su familia reconoce la calidad humana del equipo que la atendió, quienes además de su gran profesionalismo, fueron muy empáticos con ella. “Estamos inmensamente agradecidos de la atención recibida por Help”, finaliza Ana María.