Entusiasme a sus hijos a ir al colegio con ganas

shutterstock_383969545Las vacaciones han terminado y se requiere tiempo y una serie de pautas, para volver a la rutina. Es indispensable tener hábitos regulares y descansos para que el cuerpo y la mente se acostumbren nuevamente a la usanza anual. En Help le sugerimos ciertos tips que lo ayudaran a enfrentarse al cambio de mejor manera.

El volver a la rutina puede ser algo complicado y muchas veces los niños suelen ser los más afectados. Para poder ayudarlos a volver al colegio y a las tareas de cada día, podemos ayudarles preguntándoles qué sienten, tranquilizarlos y explicarles que es normal sentir desagrado al dejar las vacaciones. Debemos reforzar los beneficios de volver a los estudios, de reencontrarse con sus amigos, de comenzar el año de manera positiva. Esto se puede lograr a través de horarios de estudio, a modo de que se deje tiempo libre, con el objetivo de realizar actividades extra y se favorezcan los espacios  recreativos durante el año, tales como  para actividades deportivas, familiares, etc.

Los  padres, deben tener en cuenta que los niños pueden reaccionar  de manera diferente al regreso a la rutina y pueden mostrar tendencia a la irritabilidad, llamar demasiado la atención, mostrarse agresivos y distantes.

Para evitar que esto ocurra, debemos prevenir y tomar medidas de adaptación al nuevo cambio, transmitiéndoles seguridad, positivismo y fortaleza para empezar este nuevo año escolar.

Al volver de vacaciones, las primeras semanas pueden sentir rechazo al estudio, a levantarse temprano, reticencia a ver nuevamente a sus compañeros de colegio.

Anime a su hijo

Para ayudar a nuestros hijos a adaptarse al colegio es importante establecer rutinas antes y en los primeros días de clase. Éstas son esenciales, porque les da seguridad y tranquilidad el tener un horario establecido. También el tener un programa de estudio los puede ayudar a no sentirse agobiados y recargados.

No olvide que es importante preguntarles cómo les fue en el colegio, dándoles la oportunidad de compartir su experiencia y sentir la seguridad de poder comunicarse con sus papás.

Cómo afrontar el primer día de colegio

Para los padres que llevan por primera vez su hijo al colegio, en Help le entregamos algunas recomendaciones, para que ésta no sea una experiencia traumática.

Primero que todo deje atrás el miedo, el miedo de que su hijo llore todo el rato o que se ponga malito, ya que ese miedo puede ser trasmitido al niño  Actúe contrariamente a eso y véalo como una etapa más del crecimiento de su hijo. Trate de tomar contacto con el entorno en el que éste se va a desenvolver y muéstrele a su hijo lo lindo de comenzar esta nueva etapa, Explíquele que en el colegio encontrara nuevos amiguitos y aprenderá cosas nuevas, estimúlelo a descubrir una experiencia nueva y entretenida.

Algunas sugerencias que lo pueden ayudar:

Cuénteles a los niños lo que va a pasar desde días previos.

Explíqueles a donde va a ir, como será el lugar, cuantos compañeros tendrá.

Hable con ellos sobre esta nueva experiencia.

Compren el uniforme juntos, los útiles escolares y que ellos escojan.

Explíqueles que aunque no conozcan a nadie pronto se harán nuevos amigos.

Cuénteles que las profesoras cuidaran de ello.

Evite transmitirles ansiedad.

Al volver a casa preguntarle por su día, como son sus compañeros y profesores.

Favorezca la adaptación a la rutina

Los siguientes pasos favorecen la adaptación de los menores que primera vez se desenvolverán en el jardín:

  • que se adapten poco a poco a los horarios, llevarlos primero unas. pocas horas y luego auméntelas.
  • lleve objetos de apego que le resulten familiares y los tranquilicen.
  • entrégueles seguridad a los niños explicándoles la situación.
  • tenga una actitud positiva.
  • programe los tiempos para que pueda vestirse y tomar desayuno. con calma por la mañana.

Establezca rutinas

Para establecer las rutinas de estudio:

– Comience a establecer rutinas desde pequeños.

– Estudie con su hijo supervisándolo hasta que ya pueda estudiar sólo.

– Elija un lugar de estudio fijo, con adecuada iluminación, ventilación, escritorio y silla adecuada.

– Se recomienda que el lugar de estudio no cuente con distractores: que  sea sin ruidos, sin comida, sin tv o radio, y con computador, solo si se necesita para el trabajo.

– Organice un horario de estudio, sólo de lunes a viernes. El fin de semana que sea de descanso.

– Luego de 45 minutos debe haber un descanso, ya que después de ese periodo de tiempo disminuye la concentración.

– Premie a su hijo permitiéndole jugar con sus amigos, utilizar la TV etc. pero sólo si cumple la tarea.