Entérate del proceso de vacunación contra la influenza

El Ministerio de Salud dará inicio a esta iniciativa para que embarazadas, pacientes crónicos, adultos mayores y niños puedan protegerse de una de las enfermedades más recurrentes en invierno.

La influenza es una infección viral que genera una gripe, la que puede ser mortal si no es tratada a tiempo sobre todo en los grupos de alto riesgo. Esta afecta los pulmones, nariz y garganta de las personas y sus principales síntomas son fiebre, escalofríos, dolores musculares, tos, secreción nasal, congestión, dolor de cabeza y fatiga. 

El Ministerio de Salud recomienda recibir la vacuna anualmente para estar protegidos, puesto que las cepas del virus varían año a año. 

  • Embarazadas a partir de la semana 13 de gestación
  • Niños entre los 6 meses a 5 años, 11 meses y 29 días
  • Adultos de 65 años y más
  • Trabajadores avícolas y de criaderos de cerdos
  • Pacientes crónicos, entre 6 y 64 años, que tengan las siguientes enfermedades:
  • Diabetes
  • Enfermedades pulmonares crónicas: Asma bronquial, EPOC, fibrosis quística y fibrosis pulmonar de cualquier causa
  • Cardiopatías congénitas, reumáticas, isquémica miocardiopatías de cualquier origen
  • Enfermedades neuromusculares que causen trastornos de la deglución o del manejo de secreciones respiratorias
  • Obesidad mórbida
  • Insuficiencia renal en etapa 4 o mayor, en diálisis
  • Insuficiencia hepática crónica
  • Enfermedades autoinmunes, como lupus, escleroderma, artritis reumatoide,    enfermedad de Crohn, entre otras
  • Cáncer en tratamiento
  • Infección por VIH
  • Inmunodeficiencias congénitas o adquiridas

Para vacunarte, debes acudir a tu vacunatorio más cercano y llevar tu cédula de identidad o pasaporte, junto con un certificado y orden médica que acredite que tienes una enfermedad crónica. 

Las enfermedades respiratorias son un problema durante el invierno y, este año, se suma nuevamente la infección por coronavirus, es por ello que la doctor Ana María Bravo, especialista de Help, invita a que todos se vacunen contra la influenza, sin importar la edad o si tienen o no de una enfermedad crónica, ya que así se disminuirá los riesgos de sufrir un cuadro más grave y ser hospitalizado. 

Para todos aquellos que no califiquen en los grupos de riesgo y quieran vacunarse, pueden hacerlo comprando la vacuna de manera particular hasta agotar stock.