El ABC de la diabetes gestacional


La diabetes gestacional es un problema que afecta a más del cinco por ciento de las
embarazadas en Chile, según los datos entregados por el Colegio de Matronas. Se trata de
una complicación bastante común que, sin embargo, requiere de ciertos cuidados tanto
para el bienestar de la madre como del bebé.
A continuación responderemos las dudas más comunes que surgen en torno a la diabetes
gestacional.
¿Qué es? Es una condición del embarazo en que la Insulina no puede hacer entrar la
glucosa en los tejidos, por lo que aumenta su concentración en la sangre (aumenta la
glicemia)
¿Por qué se produce? No hay una causa clara, pero la que se cree más fuertemente es
que las hormonas que produce la placenta inhiben la acción de la insulina
¿En qué momento se detecta? La diabetes gestacional afecta a la madre con más
frecuencia finales del embarazo, después de que se ha formado el cuerpo del bebé, y
mientras el bebé todavía está creciendo. Pero también puede darse en etapas tempranas.
Es decir, suele pesquisarse mediante exámenes entre las 24 y 28 semanas de embarazo.
Factores de riesgo y prevención

Hay una serie de factores de riesgo asociados a la diabetes gestacional, por lo que de
cierta forma una mujer puede saber cuándo está expuesta a tener esta enfermedad.
 Antecedentes familiares de  diabetes
 Padecer  diabetes  antes de estar embarazada
 Diabetes  gestacional en un embarazo anterior
 Edad superior a 35 años
 Hipertensión  arterial
 Síndrome de ovarios poliquísticos
 Sobrepeso antes y al inicio del embarazo: un índice de masa corporal (IMC) superior
a 30
 Seguir una alimentación inadecuada
 Falta de ejercicio
 Ser fumadora
Lo positivo, es que el identificar estos factores de riesgo también permite comenzar a
tiempo con las acciones preventivas. Es decir, si una mujer inicia el embarazo con dos o
más de estas características, lo ideal es que de inmediato modifique su alimentación e
incorpore alguna actividad física leve que le permita mantenerse activa.
Ahora, si el embarazo es planificado, lo ideal es que la mujer alcance un Índice de Masa
Corporal óptimo antes de embarazarse, pues las probabilidades de padecer diabetes
gestacional disminuirán considerablemente.
Tengo diabetes gestacional, ¿qué sigue?
Cuando una mujer es diagnosticada con diabetes gestacional, la primera recomendación
de su médico tratante será consultar con una nutricionista para seguir una dieta baja en
carbohidratos y azúcares, pero alta en nutrientes que permiten que el bebé se siga
desarrollando de forma óptima.
También le recomendará realizar una rutina de ejercicios de forma regular, la cual deberá
ser supervisaba por el ginecólogo obstetra para impedir o detectar a tiempo cualquier
problema que pueda surgir.
Por último, se deberán realizar controles de azúcar en la sangre de forma permanente
para analizar los niveles, ya que si éstos no bajan, se podrá recetar medicamentos orales o
inyectables.
Los riesgos de no controlar la diabetes gestacional
Cuando una mujer con diabetes gestacional sigue las indicaciones de su médico, las
probabilidades de tener complicaciones son mínimas. Sin embargo, el no seguir estas
recomendaciones genera un descontrol en los niveles de azúcar lo que causa problemas
tanto al bebé como a la madre.

Complicaciones que afectan al bebé:
 Sobrepeso al nacer: Se debe a que el exceso de glucosa de la sangre atraviesa la
placenta, haciendo que el páncreas del bebé produzca insulina adicional. Como
consecuencias el bebé crece demasiado llegando a superar los cuatro kilos, lo que
genera una complicación al momento del parto pues el bebé puede sufrir lesiones
o requerir una cesárea.
 Nacimiento prematuro y, como consecuencia, síndrome de dificultad respiratoria:
Los altos niveles de azúcar en la sangre también generar un trabajo de parto
prematuro o bien que el médico recomiendo una cesárea prematura debido al
tamaño del bebé. Sin embargo, el que un embarazo no llegue a término aumenta
las probabilidades de que los pulmones del bebé no estén completamente
desarrollados y, por ende, se presente el síndrome de dificultad respiratoria.
 Nivel bajo de azúcar en la sangre (hipoglucemia): En ocasiones le bebé puede
nacer con bajos niveles de azúcar en la sangre debido a que su producción de
insulina es alta, lo que expone al bebé al riesgo de sufrir convulsiones.
 Diabetes tipo 2 en un futuro: Los bebés de madres con diabetes gestacional tienen
mayores riesgos de padecer obesidad y diabetes tipo 2 en un futuro.
Complicaciones que afectan a la madre:
 Presión arterial alta y preeclampsia: La diabetes gestacional aumenta el riesgo
de tener estas complicaciones lo que no sólo pone en riesgo la vida del bebé
sino que también de la madre.
 Diabetes en el futuro: Entre las mujeres con antecedentes de diabetes
gestacional que alcanzan su peso ideal después del parto, menos de 1 cada 4
presenta diabetes tipo 2 con el tiempo. En los casos contrarios, las
probabilidades de tener otro parto con diabetes gestacional o diabetes tipo 2
en un futuro aumentan considerablemente.