¿Conoces los beneficios de consumir alimentos con fibra?

Dentro de los que poseen una mayor cantidad encontramos verduras, frutas, legumbres, frutos secos y granos, los cuales son esenciales para una dieta saludable.

Para tener una alimentación sana se recomienda consumir diariamente al menos 40 g de fibra, lo que se puede traducir en 5 porciones de  frutas y verduras.

Te invitamos a descubrir por qué este componente de origen vegetal es tan favorable:

  • Ayuda a mantener el sistema digestivo saludable, facilitando el tránsito intestinal. De acuerdo a la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) puede ser un factor en el control de diverticulitis, apendicitis, hemorroides, ciertos tipos de cáncer como el colorrectal y arteriosclerosis.
  •  Previene el estreñimiento.
  •  Consumir granos, legumbres y frutos secos genera sensación de saciedad, lo que puede llevar a un menor consumo de energía, contribuyendo a disminuir la probabilidad de tener obesidad. Esto último ayuda, además, a mantener el peso.
  • Puede reducir el riesgo de desarrollar enfermedades cardiovasculares (patologías cardíacas y accidente cerebrovascular), hipertensión y diabetes tipo 2.
  •  Los alimentos como la avena y la cebada contienen un tipo de fibra conocida como beta glucano, que puede ayudar a reducir los niveles de colesterol.

¿Qué alimentos contienen más fibra?

Prefiere los alimentos al natural y evita los procesados, ya que son más bajos en fibra.

  • Verduras: lechuga, acelga, espinaca, zanahorias, betarraga, espárragos, champiñones, brócoli, alcachofas y papas con cáscara especialmente.
  • Frutas: manzanas, plátanos, duraznos, peras, mandarinas, ciruelas, frutos rojos, higos y otras frutas deshidratadas.
  • Legumbres: lentejas, porotos negros, arvejas, habas y garbanzos.
  • Frutos secos y semillas: nueces, almendras, pistachos y semillas de girasol.
  • Granos: avena, pan de grano integral, arroz integral, panes o galletas de salvado, pastas de trigo integral, palomitas de maíz.

Recuerda que si vas a aumentar el consumo de fibra, debes hacerlo de manera gradual para que tu cuerpo se acostumbre al cambio; ya que demasiada podría provocar gases intestinales, calambres e hinchazón abdominal. Asimismo, toma de 6 a 8 vasos de agua a diario para que la fibra cumpla mejor sus propiedades y recuerda realizar actividad física por al menos 150 minutos a la semana.