Cómo prevenir la Cistitis

Debido a su anatomía, esta infección es más frecuente en las mujeres, por lo que muchas han tenido más de algún doloroso episodio en sus vidas.

Las infecciones urinarias en general se producen cuando ingresan bacterias en las vías urinarias a través de la uretra y comienzan a multiplicarse en la vejiga. Uno de los tipos más comunes es la infección a la vejiga o cistitis. Ésta es causada en su mayoría por la bacteria Escherichia coli (E. coli), la cual se encuentra comúnmente en el tubo gastrointestinal. 

Las mujeres están más propensas a padecer de cistitis, ya que existe una distancia más corta desde la uretra hasta el ano y del orificio uretral a la vejiga. De esta forma, las bacterias pueden alcanzar la vejiga con más facilidad. 

Síntomas de alerta

Las infecciones de las vías urinarias a veces no presentan síntomas, sin embargo cuando los presentan pueden ser los siguientes:

  • Necesidad incontrolable y constante de orinar
  • Sensación de ardor al orinar
  • Orinar con frecuencia en pequeñas cantidades
  • Orina de aspecto turbio
  • Orina con olor fuerte
  • Dolor pélvico en las mujeres, principalmente en el centro de la pelvis y alrededor de la zona del hueso púbico
  • Sangre en la orina

Si presenta estos síntomas, se recomienda visitar al médico para chequear y comenzar el tratamiento correspondiente. Si los síntomas van acompañados con fiebre alta, podríamos estar enfrentándonos a una condición más grave como infección renal o pielonefritis, por lo que también es de suma urgencia visitar a su médico.

¿Cómo prevenir?

Para reducir los riesgos de infección, se aconseja adoptar las siguientes medidas:

Beber bastante agua: Ayuda a diluir la orina y a que orines con mayor frecuencia. Esto contribuirá a que puedas expulsar las bacterias de las vías urinarias antes de que pueda comenzar la infección.

No aguantarse las ganas de ir al baño de manera reiterada: al orinar eliminamos todas las bacterias presentes en la uretra.

Limpiarse desde adelante hacia atrás: Luego de hacer tus necesidades, se recomienda limpiar de esta manera para evitar que las bacterias de la región anal se propaguen a la vagina y la uretra.

Orinar poco después de tener relaciones sexuales: Así ayudamos a eliminar las posibles 

Cambiar tu método anticonceptivo: Las mujeres que utilizan diafragmas o espermicidas pueden tener un riesgo más elevado.

Evitar utilizar productos femeninos en los genitales: El uso de desodorantes íntimos, jabones aromatizados, shampoos, sales de baño, gel, talcos, entre otros, pueden irritar la uretra.