Aprende a reconocer los tipos de dolores de cabeza

Algunas personas los sufren con frecuencia, otras, rara vez. Te invitamos a conocer en qué consisten los más habituales y cuándo estos malestares podrían llegar a ser algo más complejo.

De acuerdo a la Organización Mundial de la Salud, las cefaleas o dolores de cabeza son uno de los trastornos más comunes del sistema nervioso, los cuales si no son tratados adecuadamente podrían afectar la calidad de vida. Dentro de las más frecuentes se encuentran  la migraña, cefalea tensional y dolor por el uso excesivo de analgésicos.

Migraña: También conocida como jaqueca, es más común en mujeres que en hombres, debido a influencias hormonales. Se caracterizan por ser un dolor en un solo lado de la cabeza y de manera pulsátil. A su vez, puede ir acompañado con vómitos, náuseas, sensibilidad a la luz y el sonido.  Se presentan de intensidad moderada a severa y puede empeorar con las actividades físicas cotidianas.

Cefalea tensional: Es el tipo de dolor de cabeza más común y está asociado con el estrés o a problemas osteomusculares en la zona del cuello. Se describe como un dolor constante que se extiende al cuello, acompañado de una sensación de tener una banda apretada alrededor de la cabeza.

Cefalea por rebote: Es provocada por el consumo excesivo de medicamentos contra las cefaleas. Es un dolor opresivo, persistente y generalmente empeora al despertar.

Cefalea en brotes: Es menos común que las anteriores y afecta más a hombres que a mujeres. Se trata de episodios breves, muy dolorosos y que se concentran en torno a un ojo, el cual lagrimea y se enrojece. A su vez, se acompaña del párpado caído y secreciones nasales u obstrucción de la fosa nasal del lado afectado.

Cuándo acudir a un especialista

Generalmente, los dolores de cabeza pueden ser manejados con analgésicos recetados por un médico. Sin embargo, si las molestias son constantes, empeoran con el paso del tiempo o si tienes los siguientes síntomas, puedes llamar a Help al 800 800 911 o puedes acudir a un servicio de urgencia de manera inmediata:

● Dolor repentino y extremadamente fuerte.

● Dolor que surge luego de un golpe en la cabeza.

● Dolor acompañado de alteraciones a la visión, equilibrio, al habla y sensación de desorientación.

● Dolor asociado con entumecimiento, fiebre, vómitos, convulsiones, pérdida del conocimiento, rigidez en el cuello o sarpullido.