“Agradezco la atención rápida, profesional y humana que recibí”

Además de entregar una excelente atención, en Help nos destacamos por la calidad humana de nuestros profesionales. Así lo comprobó María Raquel Zeleda, quien agradece  la ayuda y empatía del equipo médico que la atendió. 

El 2 diciembre de 2020, María Raquel Zeleda, de 81 años, se desmayó producto de una baja de presión arterial. Su hija, Cecilia Rodena, solicitó que un equipo médico de Help fuera a evaluarla a su casa, en Viña del Mar. Ambas quedaron gratamente sorprendidas por el calor humano que recibieron en la atención.

Esa mañana, María Raquel se levantó a desayunar, cuando comenzó a sentir molestias estomacales y a presentar signos de una baja de presión. “Ya estaba con indigestión, comiendo y bebiendo líquido”, cuenta Cecilia. Ante eso, se comunicaron con nosotros para que fueran a verla. “Vinieron de inmediato a ayudar a mi madre”, afirma. 

La presión arterial está baja si es menor a 90/60, fenómeno también llamado hipotensión. Esto puede ser provocado por “la posición corporal, el ritmo de la respiración, el nivel de estrés, el nivel de estado físico, medicamentos, la alimentación y la hora del día”, explica la Dra. Katherin Falck, especialista de Help.

Generalmente, la hipotensión es provocada por una enfermedad asociada a episodios de bajas de presión, pero también existen otras causas extraordinarias, como un shock séptico (infección que penetra en el torrente sanguíneo), anafilaxia, reacción alérgica a agentes patógenos que ingresan al cuerpo, hemorragias o medicamentos, tales como diuréticos, antidepresivos y los que tratan la disfunción eréctil. 

Para prevenirla, la especialista asegura:“Se deben evitar los cambios bruscos de posición, ya que tienden a generar fuertes cambios en la presión arterial; mantener una muy buena hidratación y no realizar ayunos prolongados”. 

El diagnóstico final de María Raquel fue lipotimia, que consiste en la pérdida breve del conocimiento debido a una disminución del flujo sanguíneo del cerebro. Tras estabilizarla, el personal médico le indicó reposo y abundante ingesta de agua. También le sugirieron consultar a la brevedad con un nefrólogo y reumatólogo para evaluar su estado de salud. 

María Raquel y su familia quedaron tan conformes con la atención, que felicitaron al equipo médico por su gran labor. “Quisiera agradecer la atención rápida, profesional y humana  que recibí”, sentenció.