Prepárese con energía para marzo

shutterstock_381474139

El estrés se puede presentar de diversas formas y al mismo tiempo provocar algunos síntomas que lo decaerán. No se sienta abrumado con el término de las vacaciones, y comience su rutina laboral o escolar con un pensamiento positivo.

Es ideal que el cuerpo se acomode paulatinamente a una nueva rutina, no cometa el error de regresar de sus vacaciones un domingo de noche, cuando debe retomar sus labores el lunes en la mañana. Tómese  al menos un par de días para reorganizar su mente,  antes de lanzarse  de nuevo a la vorágine del trabajo, es ideal que el cuerpo se acostumbre paulatinamente y que la persona vaya despertando un poco antes cada día. Hasta que se puedan reestablecer los horarios normales antes de retomar el trabajo o los estudios, para que así no sea muy agotador volver a la rutina.

Matice el cambio

Lo ideal es comenzar a realizar cambios para adaptar el ciclo de sueño, aproximadamente una semana antes de terminar las vacaciones. Esto se realiza levantándonos y acostándonos,  una hora antes todos los días hasta llegar al horario que teníamos previo a las vacaciones.

Los primeros días será más difícil y tendremos sueño durante el día, pero se debe evitar tomar siestas. Con el paso de los días se facilitará el cambio y se podrá lograr la adaptación. 

Realice  ciertas modificaciones que le permitan matizar el cambio de horarios de las vacaciones a la rutina:

  • Acomode su horario
  • No duerma siestas
  • Realice actividades física durante el día
  • No haga ejercicios antes de ir a dormir
  • Asegúrese de que la última comida sea liviana y 2 horas antes de ir a dormir
  • No ingiera café, mate o bebidas estimulantes antes de ir a dormir
  • No ocupe el celular antes de ir a dormir

 

  1. Tenga hábitos regulares de comida y descanso,  para que el cuerpo y la mente se acostumbren a una rutina.
  1. Para levantarse temprano trate de dejar las persianas o cortinas levantadas para que pueda pasar la luz natural del amanecer. De esta forma, poco a poco, se despertará y adaptará a la idea del comienzo del día.
  1. Coloque el despertador un cuarto de hora antes de lo necesario. Así podrá empezar el día con calma.
  1. Evite quedarse por la noche viendo la televisión o trabajando hasta tarde.
  1. A primera hora de la mañana, cuando suene el despertador, piense, en cosas positivas que lo motiven.
  1. El fin de semana puede darse el placer de levantarse más tarde y descansar durante más tiempo.

 

Combata el insomnio

Es normal presentar insomnio al volver al trabajo o a los estudios luego de las vacaciones.

Cuando estamos de vacaciones se quiebra y desordena la rutina, los tiempos de comida y de sueño cambian; nos acostamos más tarde y por ende nos despertamos más tarde. Al terminar y volver a la normalidad nos levantamos más temprano, se genera un nerviosismo por la vuelta a la rutina, por tener que reincorporarse a las labores, ansiedad por volver a tener tiempo libre,  estrés al recordar las cosas que dejamos pendientes antes de irnos de vacaciones, y que ahora debemos retomar entre otros.  Al volver a casa estando cansados, queremos relajarnos y dormir pero, a veces, por todas las emociones y nueva información que obtenemos durante el día nos es imposibilita conciliar el sueño.

Este insomnio suele ceder en 1-2 semanas aproximadamente, por lo que debemos estar tranquilos y no angustiarnos.

Para combatir el insomnio se recomienda:

  • realizar actividad física durante el día, no antes de ir a dormir
  • que la última comida sea liviana y 2 horas antes de ir a dormir
  • tomar agua de hoja de naranjo, Melissa o manzanilla por la noche
  • no utilizar celular, televisión o computador 1 hora antes de ir a dormir
  • tener el dormitorio limpio y ordenado
  • no tener material de estudio o de trabajo en el dormitorio
  • no dormir siestas